Domingo, 16 de Mayo de 2018
El don de la Fortaleza
Los dones del Espíritu Santo y la oración. El Espíritu Santo da fuerza y energía.


Frutos del don de la fortaleza

Antes de la Ascensión, Jesús dice a los apóstoles: «Permanezcan en la ciudad hasta que sean revestidos de poder desde lo alto. Recibirán la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre ustedes» (Lc 24, 49; Hech 1, 3-4). El día de Pentecostes, impulsados por "las ráfagas" del Espíritu y el "fuego" que hacía arder sus palabras, los apóstoles se llenaron de valentía para predicar a Cristo (Hech 2, 2-4. 14-40). A través de su audacia, se cumplió la promesa de Cristo: "Cuando venga el Espíritu de la verdad, dará testimonio de mí. Y también ustedes darán testimonio de mí" (Jn 15, 26-27). Un testimonio que los apóstoles consumirán con el martirio cruento.
 

Esta es la fortaleza, don del Espírtu Santo. Hay una fortaleza humana, propia de los hombres valerosos. Corona las demás virtudes – a la caridad, celo, humildad, etc. – dándoles consistencia y fuerza. Sin embargo, tiene un límite inevitable: la debilidad humana. El don del Espíritu Santo perfecciona esta virtud dando fuerza y energía para hacer o padecer intrépidamente cosas grandes, a pesar de todas las dificultades. Nos es necesaria para resistir las tentaciones fuertes o persistentes, para emprender grandes obras, para superar la persecución, para practicar con perfección y perseverancia las virtudes.

La fortaleza y la oración

El don de la fortaleza también contribuye a nuestra oración. Conocemos bien su dificultad múltiple, la lucha contra el cansancio, el sueño, las distracciones, la aridez. Quien se propone llevar con seriedad una vida de oración, a dedicar un espacio diario a la oración mental, descubre que ni siquiera el paso de los años le permite afrontar sin dificultad la consigna del Señor a "orar sin desfallecer" (Lc 18, 1). Allí está Getsemaní. Cristo ha dicho a los apóstoles: "Velad y orad", pero no resisten. No es sólo cansancio físico, es también pesadumbre anímica. San Lucas nos dice que el Señor les encontró"dormidos por la tristeza" (Lc 22, 45) y Él mismo los excusa: "El espíritu está pronto, pero la carne es débil" (Mc 14, 38). El espíritu humano no es suficiente, necesitarán el "poder que viene de lo alto". Jesús, al contrario, quien bajo el impulso del Espíritu ya había afrontado los 40 días del desierto (Lc 4, 1-2), ahora "sumido en agonía, insistía más en su oración" (Lc 22, 44).

Pidamos la fuerza del Espíritu Santo para perseverar en la oración como más tarde los apóstoles supieron hacerlo, junto con María (Hech 1, 14; 2, 42. 46). El Señor quizás sólo quiere ver la sinceridad de nuestro empeño y la humildad de nuestra súplica para darnos este don.

El don de la fortaleza en los momentos difíciles

El don también es necesario para la oración bajo otra luz. Dentro de la dinámica propia de la oración no es raro que la voluntad se retrae frente a alguna moción del mismo Espíritu. Cuando nos pide el Señor un sacrificio especial, acoger su voluntad en una enfermedad, en alguna noticia familiar triste, en una situación personal dolorosa. O quizás lo que nos pide el Señor no parece tan dramático, pero no encontramos en nosotros la fuerza para aceptarlo, para decidirnos a cambiar o a trabajar. Pidamos al Espíritu Santo que venga con su fortaleza en ayuda de nuestra debilidad.

Finalmente, está la oración, que bajo el impulso del Espíritu se abre no sólo a acoger la voluntad de Dios sino a pedir una mayor identidad con Cristo, víctima por nuestros pecados. Jesucristo después "de ofrecer ruegos y súplicas con poderoso clamor y lágrimas al que podía salvarle de la muerte", acogió con obediencia voluntaria el designio de su Padre y "por el Espíritu Eterno se ofreció a sí mismo sin tacha a Dios" (Heb 5, 7-8; 9, 14).

No nos es fácil rezar así con sinceridad. Sin embargo, el Espíritu Santo nos puede llevar a penetrar el Corazón de Cristo, a ver todo como él lo ve, a tener "el pensamiento de Cristo" según una frase de San Pablo (1Co 2, 16). Entonces con el don de su fortaleza hace posible que pidamos de verdad sufrir con Cristo por la expiación de los pecados y la redención de los hombres.


Fuente: Catholic
Publicado por: Esteban Gonzalez
Categoría:
Temas Actuales y Meditaciones
Visitas: 1350
Compartir en Facebook
¿QUE SENTIS? COMPARTI TU OPINION

14%
NADA

COMENTARIOS

De Facebook
Anónimos



Volver al Indice de Noticias




Temas Actuales y Meditaciones

La salvación se decide en la práctica
Domingo, 20 de Septiembre de 2018
La salvación se decide en la práctica
Los primeros para Dios son con frecuencia los últimos para los hombres. Porque Dios no juzga según las apariencias, sino que ve en el corazón.


Santo del Día

20 de septiembre: 103 mártires de Corea
Domingo, 20 de Septiembre de 2018
20 de septiembre: 103 mártires de Corea

Santos Martires Coreanos


Recorriendo el Camino

Ver toda la programación
Noticias
Curiosidades
Los elefantes no suelen padecer cáncer, y ahora sabemos su secreto
Durante años, los expertos han intentado descubrir por qué los elefantes tienen la suerte de, casi, no contraer cáncer. Una nueva investigación sugiere que esta capacidad implica resucitar un gen de los muertos y asignarle la tarea de matar células. Leer más
Ver más curiosidades

El Clima




Mensajes
Saludos para Carlos cruz le dedicó la canción aliados del tiempo
Andrea - 20/09/18 19:44
Saludos a Carlos cruz Hernández y quiero dedicarle aliados del tiempo
Andrea - 20/09/18 19:41
Escribe aquí tu mensajero la buenas noches quiero que pongan mi sormpresa fuistes tu calibre 50 si lo pueden poner hoy por fa 🙏
Stephany Alexandra  - 14/09/18 22:36
Un beso a mi Papa que está trabajando y que lo amo, de tu hija Erika Posada
Erika  - 14/09/18 09:33
saxepedito de me vuen fidesemana para slir con caro fudame que mediga que si parasalir dame suerte con pilar cudalas dos donde balla cuida de mi familia de mi hija sofia belen musi donde balla que nuca me falta la plata y el techo la comida dame suete con la lisincia de condusir
ezequiel musi - 31/08/18 23:29

Divisas Extranjeras
Usuario
Usuario

Constraseña

Registrarse
Olvidó su contraseña?

Hay 6 usuarios en linea