Domingo, 25 de Noviembre de 2017
El clima no acompañó a las producciones de sandía y melones

Desde hace unas semanas, y como sucede cada vez que se acerca fin de año, en muchos lugares de Misiones pero especialmente en la zona de la ruta provincial 7 que une Jardín América con Aristóbulo del Valle comienzan a emerger puestos de venta de sandías a las que se suman melones, naranjas o ananá. 

Esa ruta atraviesa buena parte del Valle del Cuñá Pirú, cuenca sandiera por excelencia, donde los productores año a año cultivan sandías y otras frutas de estación que comercializan entre diferentes comercios de la región y también venden a clientes ocasionales que transitan por la ruta.

En una recorrida por la zona, los productores señalaron a El Productivo que el año pasado tuvieron una muy buena producción, frutas de buen tamaño y calidad y si bien la oferta bajó un poco los precios, la cosecha dejó muy buenas ganancias. Sin embargo, advirtieron que este año, fue especialmente lluvioso con precipitaciones torrenciales que muchas veces se llevaron chacras completas o al menos buena parte de la tierra fértil, la misma lluvia que destruyó los caminos, saturó las plantaciones y propició el desarrollo desmedido de plagas que afectaron seriamente lo sembrado y a todos los productores por igual.

Asimismo, explicaron que las sandías cada vez se plantan más temprano apostando a poder vender las frutas antes de que lleguen las de Corrientes y antes de las Fiestas de fin de año a un precio que les garantice recuperar las inversiones en semillas y plásticos. Aunque plantarlas tan pronto es exponerlas también a heladas o granizo.

Todos los fenómenos meteorológicos no deseados ocurrieron en el año que corre y las sandías se vieron muy afectadas, el tamaño se redujo notoriamente, la producción disminuyó al treinta por ciento por hectárea en comparación al año pasado, algunas simplemente dejaron de crecer cuando tenían no más de 15 centímetros, otras maduraron y hubo que cosecharlas cuando aún eran muy chicas.

Por estos días los puesteros ofrecen sandías en hasta cuatro precios diferentes: las más caras cuestan 150 pesos y las más baratas a 50, otros optan por ofertas de tres por 100 pesos o, si son pequeñas, su mejor oferta no pasa de 130 pesos.

La señora Bosin, instalada en el parador de la ruta 7, contó que cosecharon "la mitad que años anteriores y el tamaño es también la mitad, sembramos con semillas primicia que son más caras e invertimos en plásticos para las cubiertas".

Su puesto tiene también otros productos pero no tiene melones "imposible, este año la lluvia dejó muy pocos y los que quedaron se pudren muy rápido, hay muchos hongos y plagas", advirtió.

De todas maneras y esperando que las condiciones mejoren confirmó que se plantó "otra vez a fines de agosto para tener una nueva cosecha en el verano, creemos que para la Fiesta de la Sandía que hacemos acá en el parador el 12, 13 y 14 de enero va a haber una nueva cosecha".

Siguiendo la ruta hacia Aristóbulo del Valle, nos encontramos con Simsen que tiene un puesto muy cerca de una parada de colectivos, "Nosotros no tuvimos muchos problemas con las sandías, las plantas no dieron tanto como en años anteriores pero sacamos buenas frutas, puede ser que el terreno haya ayudado este año, plantamos en un lugar nuevo que limpiamos hace poco", reflexionó el productor.

Entre los productores la mayoría se conoce, saben dónde están las chacras, si al vecino le fue bien o si no tiene una buena cosecha. Y entre los más experimentados en este cultivo, está don Schulz. "Desde hace muchos años plantamos sandía, conocemos bien la zona, el año pasado tuvimos una cosecha extraordinaria pero este año no arrancó", aseguró el productor.

Fue muy difícil, ya que "la cantidad de lluvia que caía de golpe muchas veces no me daba tiempo de llegar a los lugares de la chacra donde tenía cosas que tapar o proteger, el agua corría con tanta fuerza que uno no se animaba ni a cruzar una zanja", relató don Schulz

"Tengo en mi chacra un sector con desagües que hice para que no se desborde pero más de una vez no alcancé a llegar", reiteró.

Sobre el cultivo de sandías
Schulz dio a El Productivo algunos detalles del cultivo de sandía. Explicó que "la fruta solamente se puede proteger con fumigación en su primera etapa de crecimiento, una vez que empezó a crecer ya no se puede hacer nada, fumigar mataría a las abejas que son fundamentales para polinizar las plantas y todo el resto que hay de la chacra".

"Cuando plantamos, los gastos más grandes son las semillas y los plásticos que utilizamos para cubrir cada una de las plantas hasta que las guías tiene un metro más o menos. Este año creo que vamos a salvar lo invertido pero no vamos a hacer una gran diferencia", aseguró Schulz.

Por lo general quienes plantan sandías también plantan melones pero, en la ruta 7, hay muy poca oferta de la última fruta, Todos coinciden que la cantidad de lluvia caída estropeó la cosecha y que muchos melones se pudrieron en la planta antes de madurar.

Las primeras sandías que llegaron a la zona eran del Brasil cuando los productores locales todavía no habían cosechado, se les ofreció a los revendedores a 200 pesos o más cada una, muy pocos se arriesgaron a comprar. 

Por su lado, el presidente de la Cooperativa Alto Uruguay Limitada (Caul), Federico Frank, explicó que en los últimos años muchos productores de la zona de 25 de mayo dejaron de hacer ananá por las importantes pérdidas a causa del mal clima y que la mayoría migró hacia la producción de mamón.

"Nos quedan pocos productores de ananá. En general los que producen hoy ananá son productores grandes que tienen invernaderos. Nuestros productores venían haciendo ananá bajo invernáculos pero los temporales fueron muy fuertes y se perdió mucho. Y el productor que ve que es muy difícil una producción intenta hacer otra cosa directamente", dijo.

Frank remarcó que los productores que venían produciendo en escala son los únicos que pudieron seguir produciendo "son productores de 250.000 frutas".

Y diferenció que hay actualmente más dedicación a la producción de mamón, que ofrece mayores facilidades para su cultivo en la zona. "Si los productores ven que un cultivo es difícil de mantener lo van dejando. Y en este sentido el mamón es más fácil de hacer. Particularmente este año faltó fruta, y mucha gente plantó más para la próxima cosecha", concluyó.


Fuente: El Territorio
Publicado por: Esteban Gonzalez
Categoría:
Agro
Visitas: 213
Compartir en Facebook
¿QUE SENTIS? COMPARTI TU OPINION

12%
NADA

COMENTARIOS

De Facebook
Anónimos



Volver al Indice de Noticias




Temas Actuales y Meditaciones

Firmes en nuestra fe.
Domingo, 17 de Octubre de 2018
Firmes en nuestra fe.
Si Dios nos ama tanto ¿por qué permite que nos sucedan situaciones dolorosas? ¿por qué permite que exista el mal? 


Santo del Día

17 de octubre: San Ignacio de Antioquía
Domingo, 17 de Octubre de 2018
17 de octubre: San Ignacio de Antioquía

Obispo y Mártir


De entre casa

Ver toda la programación
Noticias
Curiosidades
Dioses de cocodrilo entre las tablillas egipcias
El Ministerio Egipcio de Antigüedades ha revelado dos tablillas antiguas de arenisca con elaboradas inscripciones que representan a diversas deidades egipcias y faraones, Leer más
Ver más curiosidades

El Clima




Mensajes
saxepedito dame buen fin de semana que nuca me falte la plata cuida de mi amparo que nuca me falte la plata elegame de telma deame suerte con la lisensia de codusir cuida de mi tia alejadra cuida de mi hija sofia musi donde valla de suerte con caro
ezequiel - 29/09/18 00:10
Saludos para Carlos cruz le dedicó la canción aliados del tiempo
Andrea - 20/09/18 19:44
Saludos a Carlos cruz Hernández y quiero dedicarle aliados del tiempo
Andrea - 20/09/18 19:41
Escribe aquí tu mensajero la buenas noches quiero que pongan mi sormpresa fuistes tu calibre 50 si lo pueden poner hoy por fa 🙏
Stephany Alexandra  - 14/09/18 22:36
Un beso a mi Papa que está trabajando y que lo amo, de tu hija Erika Posada
Erika  - 14/09/18 09:33

Divisas Extranjeras
Usuario
Usuario

Constraseña

Registrarse
Olvidó su contraseña?

Hay 17 usuarios en linea